Celebrando la Navidad en el mundo – Letonia


Letonia - Ded Maroz siempre va acompañado de Snegurochka, su joven nieta.

Letonia – Ded Maroz siempre va acompañado de Snegurochka, su joven nieta.

En Letonia podemos encontrar una interesante mezcla de tradiciones, que convierten a la Navidad en una fiesta muy original.

En Letonia,como en tantos otros, durante mucho tiempo el comunismo imperante se esforzó por eliminar cualquier vestigio de la religión cristiana en las celebraciones invernales. Hoy, muchas de ellas se han recuperado, pero sin que las costumbres paganas o ancestrales hayan caído en el olvido.

En las festividades navideñas se celebran importantes banquetes, en los que no suele faltar el «kakis», que consiste en hocico de cerdo relleno de cebada. Este plato es tan característico de la Navidad que incluso a la noche de Nochebuena se la conoce popularmente a como «noche del kakis». Pollo, guisantes, manzanas y chocolate son también grandes protagonistas de los festines navideños, sin dejar atrás las famosas salchichas de cebada que son un símbolo del sol y del año nuevo.

Otra costumbre curiosa consiste en reunir maderos y encender con ellos hogueras los últimos días del año con la intención de acabar con todos los infortunios y problemas para no arrastrarlos en el nuevo año.

El pescado ahumado es muy popular en Letonia. El queso se sirve como entrante. La sopa de col y las salchichas son algunos de los platos tradicionales. Entre las especialidades letonas, destacan el piragi, hojaldre relleno de cebolla y bacón, y la Alexander torte, pastel relleno de frambuesas y arándanos rojos. Existe una gran variedad de cervezas negras y rubias de fabricación local. Tienen muy buena reputación. La bebida nacional es el licor negro de Riga.

Aunque lo habitual es cenar en torno a las siete de la tarde, los católicos que quieran acudir a los servicios religiosos de la tarde-noche adelantan el horario hasta las cinco o las seis.

Los regalos a familiares y amigos se entregaban tradicionalmente el 31 de diciembre, y el encargado de traerlos era un personaje llamado Ded Moroz, cuyo nombre, procedente del ruso, significa algo así como “abuelo congelado”. Los cuentos antiguos lo presentan como un hechicero, aficionado a secuestrar a los niños que han sido malos; los padres se ven obligados a hacerle obsequios para recuperar a sus hijos.

Sin embargo, con el paso de los siglos fue asimilándose a la figura de Santa Claus, y hoy su cara es mucho más amable. En las fiestas que tienen lugar durante el Año Nuevo es habitual verle aparecer, acompañado de  la “doncella helada”, para repartir los regalos entre los presentes.

A pesar de la presencia de Ded Moroz, Santa Claus también está presente en los hogares letones; es así que el día 24 es común que también se entreguen regalos en su nombre. Se colocan bajo el árbol y pueden recogerse antes de empezar a cenar, pero para hacerlo es necesario recitar un poema o cantar una canción.

Anuncios

Acerca de kaialdesanturtzi

Restaurante en Santurtzi dedicado a la Gran Cocina Vasca
Esta entrada fue publicada en Gabonak - Christmas - Navidad, Kai-Alde, Restaurante Kai-Alde y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s